¿Qué hacer ante una urgencia dental en verano?

Home / Estética dental / ¿Qué hacer ante una urgencia dental en verano?

¿Qué hacer ante una urgencia dental en verano?

Ya estamos en verano, dispuestos a disfrutar de nuestras vacaciones: ir a la playa, refrescarnos en la piscina, montar en bici, hacer escalada, etc. Todos estos planes suenan bien, pero también tienen sus riesgos. Un resbalón o una caída pueden acabar con una fractura dental u otra situación parecida que suponga una urgencia dental.

Todos sabemos actuar cuando se trata de una urgencia convencional. Pero ¿sabemos qué pasos seguir ante una urgencia dental? Esto es esencial para preservar lo mejor posible la salud de los dientes afectados y mantener, de la mejor manera, tu salud bucodental.

En este post te explicaremos qué casos son considerados una urgencia dental y cómo debes actuar ante cada una de ellas. ¿Te quedas leyendo?

Casos más habituales en las urgencias dentales

Existen muchas causas por las que podrías acudir a una clínica dental de urgencia. Sin embargo, las urgencias dentales que más tratamos en clínica son las que tienen que ver con el dolor. De esta forma, en la cita de urgencia le ponemos solución al dolor para que el paciente pueda irse a su casa sin molestias y, en una segunda cita agendada, le buscamos solución a la causa de ese dolor.

Otro motivo por el que acude la gente a nuestra clínica de urgencia es cuando se produce un daño visible en los dientes o en los tejidos que los rodean. Por ejemplo, cuando se trata de la pérdida de un diente o una fractura dental.

A continuación, detallaremos qué puedes hacer cuando te encuentras ante las siguientes urgencias dentales:

Dolor intenso de muelas

Como ya hemos comentado, el dolor de muelas es una de las causas por las que más gente acude de urgencia a una clínica dental. Nosotros, antes de calificarlo como urgencia, recomendamos que el paciente tome un antiinflamatorio o analgésico de uso habitual para intentar que el dolor remita.

En caso de que el dolor remita, puede pedir una cita normal en la clínica para que le solucionen el problema que le está causando ese dolor. Por el contrario, si el dolor no remite y es insoportable, debes acudir a una clínica dental de urgencia. Puede tratarse de una caries dental profunda.

Se considera una caries profunda cuando ésta ya ha llegado al nervio e incluso hay presencia de hinchazón en la zona. En estos casos, probablemente exista una infección en el diente, o absceso en la muela, y debe tratarse lo antes posible.

Hemorragia o dolor después de un tratamiento dental

No es habitual, pero puede ocurrir que, tras un tratamiento dental, sufras una hemorragia o un dolor inesperado que deba ser tratado de urgencia.

Cuando te han realizado una extracción dental o te han colocado un implante, el profesional te da una serie de pautas que debes de seguir para que la herida se cure correctamente. Si, a pesar de seguir estas indicaciones, presentas dolor o una hemorragia que no cesa, debes acudir a una clínica dental de urgencia.

¿Qué hacer con la hemorragia?

Primero, trata de detenerla haciendo presión sobre ella con una gasa limpia. No apliques agua ni te enjuagues con ella porque el agua frena la creación de coágulos de sangre, que son los encargados de parar la hemorragia.

Aplica hielo en la zona para rebajar la hinchazón y enfriar la zona afectada.

Cuando acudas a la clínica dental, el profesional hará que la hemorragia se detenga y solucionará el problema que la está causando.

Pérdida de un diente

Perder un diente o tener una fractura dental es otro motivo de urgencia y, además, uno de los más habituales en verano. La gente en verano acostumbra a hacer más deportes de riesgo o a estar en zonas de fácil caída, como las piscinas, que son lugares muy resbaladizos.

Una mala caída puede acabar con un diente fracturado o con la pérdida del mismo. Ante esta situación, es muy importante mantener la calma y actuar con rapidez.

Encuentra el trozo de diente que se te ha roto o la pieza entera. Pero, procura no cogerla por la raíz. Si se te ha caído al suelo, probablemente esté sucia, intenta lavarla con agua corriente de forma rápida, pero suave, y nunca por la raíz.

Guarda tu diente en un pañuelo limpio. Aunque, preferiblemente, guárdalo en un vaso de leche o en tu propia boca.

Acude a un dentista lo antes posible para que te reimplanten el diente perdido o te reconstruyan la pieza dental tras la fractura.

En el caso de la fractura, se trata de una urgencia si ésta es severa y afecta al nervio del diente. En este caso, presentarás mucho dolor. Por el contrario, si se trata de una fractura leve que solo afecta a la estética del diente y al esmalte, pide cita para solucionar el problema, pero no es necesario que sea de urgencia.

Ahora ya sabes cómo actuar ante cada urgencia dental. ¿Tienes alguna duda? ¡Llámanos, te daremos toda la información que necesites!

Cerramos por vacaciones del 16 al 25 de agosto. El resto del verano seguimos abiertos para ti.

Si necesitas más información puedes visitarnos en: Carrer de Martínez Aloy, 4; o llamarnos al 960 72 24 22.

Recommended Posts
Contacto

¡Puedes enviarnos tu consulta ahora mismo!

Not readable? Change text. captcha txt
blanqueamiento dental
Abrir chat
💬 ¿Cómo te ayudamos?